Este espacio es para que las lectoras que expresan sus sentimientos a través de la poesía, y quieran compartir sus escritos, puedan hacerlo.


Por qué me dueles?
Por qué tus besos
dañan mi pensamiento
y me rasgan la piel
tus caricias lejanas?
Por qué tus manos
tientan en el vacío
tu mirada de niña
y mi ser no está
en tus noches?
Es amor esta ausencia?
Es deseo este temblor
en la entraña?
Por qué no estás
ahora que resuena en mis
oídos el  gemido del placer
en el refugio de tu distancia?
Cómo voy a calmar
mi sed en estas horas
sin abrazos?
Cómo encontrarte
en esta habitación
que me grita tu nombre?
En estos resquicios
de mi cuerpo que guardan
tu aroma?
Cómo acallar la pasión
que me muerde
que me golpea
que me deja el sabor agridulce
de tus recuerdos?
Cómo?
Dime, como, amor
Si tú no estas...
Colaboracion de Elizabeth O.


Ahora que camino bajo tu sombra
con mis pies helados de estrellas
y suspiros lentos         
ya no puedo mirar el horizonte
sin tener tus ojos mordiendo
mis recuerdos
esta luna ya no es la luna
de los amantes
es la luna de nuestros días
es la luna que ha parido
tus cabellos
impregnados de aroma y sexo
mujer, conoces el camino
del deseo y anudas a tu mano
mi voluntad
y ya no soy yo
soy el dulce veneno
de tus horas
la que roe tu corazón
hasta sangrarlo
para poder beber
el trago vivo del deseo
y me abrazo a ti
fusionando mis ayes de pasión
con tu lengua humedecida por mis lágrimas
ya tu sombra
ha pintado de rosado mi cuerpo
ha marcado mi vientre
con halos de dulzura
que esperan al hijo amado
y tú sonríes a mi lado
cortando rosas sin espinas
libando la miel
al vuelo de gaviotas
y tu sombra no es la sombra
es la dulce melodía
de tu amor...
Colaboracion de Elizabeth O.


Si estuvieras hoy
mis cristos no quedarían rotos
en éste  rincón
plañidero de m tiempo.
Si tú estuvieras
las hojas de mi libro
no se perderían en mis ojos ciegos
ni este poema se quedaría
con los versos a medias.
Para que me acostumbraste
a tus caricias tibias
si tus manos
ya no están.
Si tú estuvieras hoy
no se quebrarían
mis mejillas
con éstas lágrimas
que vivieron
nuestras noches de pasión.
No estás...
sólo me queda
ese pétalo de rosa
con tu fragancia
guardado en mi corazón...
Colaboración de Elizabeth O.


Yo no puedo
tocar las rosas
de tus pechos
sin dejar volar mi espíritu
por tu huerto entero
no puedo colgar mi piel
en tus manos
sin dar gracias al a vida
por este éxtasis que
dormita en la pasión
de nuestras horas.
No puedo abrazar
tus alegrías sin
arrodillarme en la infinita
paz de tu sonrisa.
Amor, dejaste tu esencia
en mis latidos
y mi sangre brota púrpura
felina, grave, apremiante
en ríos de inmenso deseo
y aún así no puedo
tocar tus pechos o tu sexo sin correr
sin correr el velo de tu enigma
sin desgarrarme, sin guardar
tu beso
en este cáliz de mis sueños
Colaboracion de Elizabeth O.


Llegando a la vida,
fulgor...
Deslumbraste mis sentidos,
cada nervio de ti, excitado,
presuroso colmaba el deseo,
yo me abría...
como roja pasión del mediodía
profundo sexo de tu esencia
la mía..
Orbitando con el alma
andaba a tu mano
pródiga de caricias secretas.
¡Cuanto amor dormitado
en la piel, despertaba
al contacto de Eros
disfrazado en tus labios!.
En mi se albergaba el deseo
gemía la entraña de gozo,
pude saber del amor...
Colaboracion de Elizabeth O.

Por amarte así
el sol muere en mis manos
rozando sus rizos dorados
con mi destino
Por amarte como ave
mis alas juegan al viento
de tu soplo divino
porque sin ti no soy vida
Por amarte así, mi piel
se recoge lenta
entre la garúa y tu llanto
Y siento el gozo pleno y me viene
un deseo inmenso de querer
todo cuanto me rodea
Y quiero acomodarte los cabellos
en tu frente niña
y refugiarte cuando la pena
golpee tu puerto
Por amarte así se posan
en mi nuca pajarillos dorados
y puedo apretar mis manos
en el tallo de una rosa
sin derramar una sola gota
de sangre
Por amarte así
me he vuelto buena
me he vuelto alegre
y ya no soy
el polvo solitario
del camino......
Colaboracion de Elizabeth O.
 
Así te amo
humedeciendo las madrugadas
de tu cuerpo hermosamente misteriosos
despojando las sábanas de tu piel
y repitiendo tu nombre
una y otra vez
Te amo
crispando mis uñas lentamente
en tu cuerpo de trigo
y dejándome clavar el pecho
con tus pezones oscurecidos
por la noche
Así te amo
cabalgando desesperada
tu monte sagrado
en medio de nuestras voces que gimen
al compás de las frentes sudorosas
Así te amo
volviéndome tú, sintiendo
el placer que despierta
nuestra unión
Te poseo hasta convertirte en mí
mi alma es la hiedra
de tu espíritu
y te amo
Te amo
te amo
a pesar de ti y de mí
a pesar de las horas
a pesar de la lejanía
te amo
Así te amo
a pesar de todo cuanto
nos separa......
Colaboración de Elizabeth O.

      
Quiero conocerte en el
silencio
de mis noches otoñales
amarte como aman las hojas
mientras se deslizan
acariciando por última vez el
viejo árbol que no puede
ocultar su tristeza al
quedarse solo.
Quiero descubrirte en cada
gota de rocío
en los pétalos desgajados
de las rosas de la casa de mi
madre.
Quiero sentirte en la oración
de mil palomas.
Quiero en modos tiernos
sentir tu piel bebiendo a
sorbos tu misterio y sola
descubrir el porque de tu
sacrificio
hacerme a tu imagen quiero
sentir las alegrías
desbordando en torrentes.
Quiero, a la tarde, en la tranquila
playa escuchar tu voz,
promesa de eternidad.
Colaboración de Elizabeth O.

  
La primera estrella
que he mirado
ha pronunciado tu nombre
acá la noche se marcha lenta
como recordándome
que me vestí con tus
alas golondrinas
y volé sintiendo tu aroma
metido en mi cuerpo
cómo cuando me dejé quemar
alas golondrina
por la pasión de una, diez,
mil estrellas...de tus ojos
amada, recuerdo tu cuerpo
de húmeda nostalgia
y acá la noche sigue lenta
evocando tus cabellos
que se han cerrado en mis manos
no hay confín donde me pueda ir
sin llevar conmigo
tu recuerdo
sin quedarme al lado
de una rosa
embriagándome de amor.
Amada, ven a mí
y mira conmigo
esta primera estrella que la noche nos regala...
tus cabellos que se han
encerrado en mis manos
no hay confín donde me pueda ir
sin llevar conmigo
tu recuerdo
sin quedarme al lado
de una rosa
embriagándome de amor
Amada, ven a mí
y mira conmigo
esta primera estrella
que la noche nos regala....
Colaboración de Elizabeth O.


Ya vez...
hoy no pude descansar mi cuerpo en esta cama
las sábanas aceradas
frías
filosas
dolían mi piel al compás
de tu ausencia
cerrar los ojos era  inútil
como  inútil pensar que tu estarías
se va mi sangre, lava, fuego, crisol
de mil deseos
choca en el silencio de mis horas
de tus horas
de las catorce horas esperadas
alada mariposa
mariposa tu sexo dormido
en mi colores
de los días, como este viernes
viernes que quise hacerte mía
pero muerde mi deseo
la nostalgia
y hoy... ya vez
fue inútil descansar
mi cuerpo en esta cama
te extraño demasiado...
Colaboracion de Elizabeth O.


Amor
sé que tienes temor
pero la magia
de mis besos
en este momento
que te tengo
solo para mí
hará que se pierda
y tus miedos sean
caricias mensajeras
del deseo
que dormita en tus pechos
de rosa turgente
Amor
abandona tu piel
en la mía
¿no ves que mis ojos
exhalan ternura?.
¿no sientes mi pecho
gritando de pasión?.
¡Ya no puedo más!.
Invítame a pasar
el umbral de tu cuerpo albo
y escapa conmigo
a un mundo de paz
dormita conmigo
en orgasmos callados
y sé solo mía
por siempre mía
Colaboración de Elizabeth O.

 
Hoy te deseo
como la tierra
a la lluvia
deseo tus manos
en mi piel
y tus ojos
en mi vientre.
Hoy mis labios
te reclaman
para fundirse con los tuyos
deseo tu ser,
viajar por la fantasía
de tus senos algodonados
inventar mil caricias
desesperadas
que enciendan tu amor.
Hoy deseo
más que nunca
tu cuerpo claro
agitado en pasión.
Hoy abriré
la canela de mi piel
para que entres
con tu mirada infinita
y amarnos
amarnos para siempre...
Colaboración de Elizabeth O.


No sé si fue la noche
o un sueño extenso
que nos hizo flotar
entre piel y piel.
Nos desgarramos
entre gotas
succcionadas por el tiempo.
Te amaba...
Me amabas...
Te besaba...
Me besabas...
Todo lo que ataba
nuestras vidas
quedaba atrás
sólo vivía el deseo
en los labios
Los cuerpos se movían
en aleteos de paloma
mensajera de caricias.
Nunca nos perteneció más el tiempo
como cuando tuviste
mis manos en las tuyas
y tus lágrimas
bañaron mi regazo.
Entonces ese sueño
o la noche
formó parte
de nosotras
para siempre...
Colaboración de Elizabeth O.


Solo en tus manos
encontré alondras
de alas blancas.
Por tus ojos
lloré la belleza de la noche.
Ent us labios
me confundí con Eros
el Dios amado
y mis dias se vistieron
de gotas de tiempo tuyo.
Sólo en tus manos
quedó preso nuestro
secreto de amor
y yo me llevé tu
ternura atada
a mi cintura...
Colaboración de Elizabeth O.


Ven, esta tarde de domingo
mi cuerpo te reclama
vaga la bruma
envuelve tu lejanía
y se rompen los cristales
de tus ojos en mis manos.


Ven, esta tarde
es como una tristeza larga
que ocupa todas las horas
que no estás


Ven, ahora que mi pecho
está abierto manando
la pasión que me ha dejado
el misterio de tu boca


Ven, vuela hasta mí
recogeré tus alas en mi vientre
ave de nido en mis
vacías manos


Ven...ven a mí
tú, solo tú, que en
mi alma has quedado
como una gota de rocío
en una rosa...
Colaboración de Elizabeth O.
    

Amo tu sonrisa
entre ayes de pasión
y amo tus manos
entre caricias infinitas,
pero, sobretodo,
amo
tu ser de escarcha fina
que se posa en mi piel
despertando mil placeres
escondidos


Amo tanto tus labios
entre palabras de amor
y amo tu vientre
entre compases de deso
pero sobre todo, amo
tu esencia de lluvia tibia
que descansa en mi intimidad
sacando mil goces escondidos.


Si, te amo,
tanto te amo
que te siento mía...
Colaboración de Elizabeth O.


Poema I

No dejo de pensarte,
tus caricias,
mis brazos rodeándote,
ese beso, tímido al principio,
una sonrisa tonta
y miradas traviesas que cruzamos..
No veo la hora de volver a verte,
sentirte cerca,
esperar impaciente quedarnos solas,
tocarte el hombro casualmente,
mirarte de reojo,
sintiendo que me deshago por dentro,
al no poder tenerte...
Pero vale la pena la espera,
porque al estar contigo,
me olvido del mundo,
las preguntas, los problemas,
solo pienso en besarte,
acariciarte y sentirte tan cerca..
Sólo pienso en quererte,
quererte compensando el tiempo perdido,
quererte hasta no poder seguir...
Sabiendo que eso aún no es suficiente,
sabiendo que todas las palabras,
abrazos y besos,
no son suficientes para mostrar,
lo mucho que te quiero,
necesito, y deseo.

Colaboración de:  Rosario, año 2001


*          *          *

La Distancia

La distancia,...
se interpone a nuestros cuerpos,...
Pero mi mente nocturna, febril,...
me lleva hasta tu lado.
Brillo de luna,...
que ilumina el campo de mi cama,...
Silencio y soledad,...
que claman por tu ausencia.
Tus manos,...
pongo a recorrer mi cuerpo,...
Me palpan, acarician, calman y encienden,
con cada movimiento,...
Tus suaves labios,...
tímidos y osados, que corren lento,...
o rápido,...por todo donde quiero,
quedando ahí,... donde tan mía te siento.
Nubes viajeras,...
que van dejando sombras en mi cama,...
testigos son de mustios movimientos,
de espasmos contenidos,... de mis suspiros.
Mi almohada sabe,...
de  sollozos,  ayes y gemidos,...
cuando la muerdo,... acallando mis sonidos,
diciendo que soy tuya,... que te Adoro,...
Nomás a Ti

Colaboración de: Alma Irma 4-VI-2001


*          *          *


Todavía siento la lluvia interminable en mi cabeza
Como recordándome lo inevitable...
Lo lógico, lo absurdo...
Olvidarte y amarte.

Ya mi risa no es la misma
es un epitafio,
Un ejemplo de justicia poética...
Realmente ni sé que mierda puede ser.

Solo sé que ahora te extraño,
Te amo, te pienso...
Te deseo.

Mi  corazón está empapado
Por las gotas de amaneceres sin dormir
Pero la llama de este amor
Está ardiendo... no quiero
Que se extinga.

Hoy escuche de alguien...

"El amor y la distancia,
son como el viento y el fuego,
si el fuego es pequeño
el viento rápidamente lo extingue
y si en cambio es grande,
lo convierte en una gran llamarada.."

Así lo siento yo!!!
Realmente no me preocupa
Saber si tu lo sientes así,
Todo tiene un porque,
Un tiempo, una situación especifica.


Yo siento que todavía debo estar allí,
Como tu para mi...
Pues la distancia en vez,
De apagar lo inapagable
A convertido mi corazón
En un incendio de amor.

Tu amor...

11/07/01
Colaboración de Jetsy Pierre desde Venezuela


*          *          *         

A veces la lejanía nos hace fuerte...
O tal vez débiles.
Ante tantas batallas, algunas insalvables,
Te confieso que solo deseo ganar una...

Esa en donde la bandera tiene el color profundo
De tus ojos...
Y te juro que no seré yo solamente quien batalle...
quien se rinda, quien gane....

Pues yo ya gané,
En el primer instante que tu sonrisa hipnotizó mis sentidos.
Y me rendí ante el inquietante poder de tu tacto.

No te das cuenta...
Que ya gané...
Si, la felicidad de ser tuya una y mil veces ( las que sean necesarias para llegar al confín...)
De vivir la aventura de compartir mi vida a tu lado... pues a pesar de que nos estés en mi siempre estarás.

Solo tu eres la dueña de mis mas profundos deseos...
Esos que se desgarran y se van hilando,
En mis noche sin ti...

Noches llenas de sueños hermosos,
En donde una y mil veces acompañados de un obstinato de gemidos...y sonidos cadenciosos (que solo yo debo y puedo escuchar)
Recurro al mi memoria muscular y me toco incesantemente,
Buscando un remoto parecido con tu tacto...

Esa es mi batalla...
Tratar de amarte desde aquí,
Hacerte el amor ...desde aquí.
Hacerte feliz....
Amarte...hasta la muerte.

Colaboración de Jetsy Pierre desde Venezuela


*          *          *


Dónde dónde está el punto ge de tu corazón,
cariño,
y lo único que quiero es que sea mío,
y lo único que puedo es destrozarlo.

Colaboración de Fernanda de Argentina


*          *          *

Cuando entra la anestesia
de tu lengua entre mis piernas,
desciende el silencio por las venas
boca abajo,
una catarata de patadas en la rabia,
un columpio fluorescente entre las lianas,
la ventrílocua asoma en mil idiomas;
son muchas sus cabezas cortadas
y ninguna su palabra
su nombre 
o su principio.

Colaboración de Fernanda de Argentina


*          *          *          

Cabellera del revés
calle que baja la nochema espeluznada
batir de almas en juerga de amapolas
circenses desnudistas apareadas
en tules de arrecifes que se empujan
con algo de miseria en las miradas.

Colaboración de Fernanda de Argentina


*          *          *


Al ras

Te llamo y te llamo
mientras besas y besas,
te busco de noche
mientras sé lo que haces,
esgrimo una sonrisa
en el espejo ascensor,
se queda allí pegada
con la escupida de dolerme
tres días seguidos
el mismo corazón,
tan tango y tan quebrada
con dos monedas sucias
y un par de ojos carbón,
la lija de tus manos
que se olvidan
de mis pechos,
un vale cuatro al alma
la quintaespera de algo,
mientras nadas en látigos
y eliges la mejilla
y tocas mis pupilas
con el aliento a sexo
metido en una excusa
de mi contestadora,
curioso el artefacto,
que no contesta nunca
sino que me desvela
con tus palabras cortas,
navajas,
incendio de corpiños
en lo de la memoria
y el trazo grueso a labio
que llevo de tu nombre
como plegaria invicta
de sola entre las solas,
de chica al ras de amar.

Colaboración de Fernanda de Argentina