PECADO MENTAL

Su marido dormìa al costado derecho de la cama y ella se desvelaba pensando en una mujer, esa que le robaba el sueño desde que se le insinuò.
En su pecho se hospedaba esa sensaciòn de escalofrìo sofocante de solo imaginarse en un acercamiento fìsico que no fuera meramente heterosexual, y no sabia si le gustaba con certeza o si le asustaba. Jamàs se habia puesto en el plano lesbico y menos a sus 39 años, con un hijo de 8 y un marido que cumplìa la exquisita funciòn de ser otro hijo en vez de algo marital.
Miraba a Fernando roncar suave y volvia la mirada al techo.       Regresaba la imagen de Rosalinda a su cabeza y empezaba a imaginarse còmo serian los caminos de su cuerpo; sus leves contornos de carne, sus caderas, sus pechos y su sexo. Despues de todo no la encontraba nada mal parecida.
Se volviò hacia el lado de su marido y le contemplò su varonil pecho, ese torso fuertemente musculoso y velludo, de hombre joven y atrayente que cualquier mujer desearìa, y pensaba "este hombre es mi marido y el padre de mi hijo, ¿què defecto tiene?"... Y se durmiò sin poder responder.

Capuccine
naturalezamuerta_@hotmail.com