NO TODO ES LO QUE PARECE II

Me presento: soy la Pato y me gustaría contarles algunas de mis aventuras en este mundo cibernético. Llevo unos cuantos años rondando en la virtualidad de lo virtual y les tengo que confesar que descubrir esto cambió mi vida para siempre...fue hace como cuatro años, la noche en que con Chechu, que se compró una computadora como en 24 cuotas para sacarse el gusto, porque le habían contado que se enganchaban minas a lo loco chateando, de a poquito y metiendo la pata como locas,  aprendimos a navegar y buscar cosas de lesbianas, ahí mismito se me abrió todo un mundo nuevo y fascinante, me re-enganché cuando supe que las tortas...perdón, perdón, se que es un término políticamente incorrecto pero se escapa, quise decir las lesbianas,  ahora usaban toda esta modernidad para emparejarse las unas con las otras.
La mayoría de nuestras amigas había salido o salía con alguien que había conocido chateando, así que ni corta ni perezosa, yo pensé: si todas están tan entusiasmadas con esto, es porque debe servir para algo, segurito que sí, porque sino para qué perder el tiempo chateando, y hasta se me ocurrió poner un aviso para encontrar una mamita linda para mí, dado que en vivo y en directo llevaba años sin pegar una.
No me digan que no les pasa nada de lo que les voy a contar ahora mismo, porque no les creo: la que no es loca, se hace la loca; la que no está conflictuada y traumadita por ser torta, está mas rayada que un disco de pasta de los de 33" porque sí nomás; la que no sigue enganchada con la ex con la que se dejó hace como cinco años aunque te jure y perjure que no, está aún casada pero le encanta picotear para variar la rutina pero ni ahí de dejar a su mujer, si está casada con un tipo peor que peor anda perdiendo las esperanzas de que algun día encare algo serio con vos; también esta la otra que tiene una pareja a la que odia (según ella) con toda el alma, pero que no se anima a dejarla ni en pedo porque llevan tantossss añossss juntas que son como una simbiosis y no viven la una sin la otra aunque se caguen a cuernos mutuamente; la que no es muy pendeja y no quiere encarar nada serio o no tan serio porque no vivió y quiere divertirse,  es muy grande y me quiere echar el lazo enseguida porque no está para perder el tiempo...todo un dramón esto de emparejarse.
Lo que les cuento que esto es como el trago...viste que después de la primera cerveza no podés largar el vaso, acá es lo mismo, una vez que empezás te agarrás un vicio que mi Dios. Está tan bueno esto de poder cargarse a mas de una por chat sin que se enteren las unas con las otras tan fácil como pasar de Starmedia a El Canal y listo...si vas al boliche y hacés lo mismo, quedás repegada, en un mes te haces mala fama y nadie mas te da bola y tenés que desaparecer un año para que mas o menos se olviden de tu cara; acá noes tan fácil como salir del chat y entrar con otro nombrete. Encima cuando la cosa se pone embolante en una conversa, le doy un clic al desconectar y chau, se termina la conversación sin remordimiento ninguno, ojos que no ven corazón que no siente. Solo me tengo que acordar de no usar ese nombrete por un tiempito y listo, porque otra cosa que descubrí es que por acá la memoria no es muy buena que digamos, así que todo es papita pal loro mismo.
No mas horas en un boliche chamuyando a una mujer, invitándola con algo para tomar, acompañándola a la casa haciéndole el verso que es por su seguridad, mientras que lo que en realidad quiero y espero es que me invite a subir y a algo más. No más ir a reuniones de amigas donde pretenden engancharme con cuanto bagre anda suelto solo porque la otra está soltera y yo estoy soltera.
Hay que modernizarse, no quedarse en el tiempo...ni perder el tiempo. Mujeres modernas como la Chechu y yo nos pusimos al día al toque. Chechu tiene mas luces que yo y me fue enseñando lo que sabía, contratamos un ADSL que pagamos a medias, atomizamos a todas las amigas que ya habían conocido a alguien por Internet para que nos contaran como carajo habían hecho, dónde habían entrado, detalles y mas detalles y listo el pollo, ya estábamos como para correr la San Fernando atrapa  mujeres - online.
Por varios meses recorrí todos los chats para lesbianas que existen, me anoté en 10 o 15 listas de correo leyendo 7000 emboles por día para tener una colección de direcciones de mujeres que anexar al MSN y después con el cuentito de "ohhhhh que casualidad, estamos en la misma lista" comenzar la conversa en privado, conocí como a unas 10 mujeres en vivo y en directo antes de darme cuenta que algo estaba haciendo mal, porque no pegaba una tampoco en la virtualidad.
La que me gustaba después de conocerla, me borraba de una después de la primera cita real sin dar muchas explicaciones ni mandarme un miserable e-mail.  La que no me gustaba ni un poco, no me dejaba ni a sol ni a sombra y me perseguía hasta debajo de la cama si la dejaba. Ni les cuento que tampoco acá zafaba de todas las desventajas que les conté antes a la hora de emparejar encima viste como es esto...te mienten muchísimo mas porque como no les ves la cara es mucho mas fácil. 
Ni que decir que estoy tan enganchada con esto que ya no salgo a ningún lado, paso las noches de los fines de semana chateando en casa de la Chechu si ella no tiene nada que hacer, el resto del tiempo o estoy en la casa de Chechu usando la computadora o en los cibers, no vaya a ser que se me pierda alguna novedad, chusmerio, oportunidad de afilarme a alguien o se me escape una cita o quilombete virtual que tanto me divierten. Tan es así que la Chechu ya me propuso compartir los gastos de la casa también  y no solo de la computadora, porque paso más tiempo allá en su casa que en mi casa.
Pero ya me fui por las ramas, lo que les quiero contar es que después de esos meses, me dije que lo mejor en vez de estar tanto tiempo chateando, era poner un buen aviso y colgarlo en algún sitio de esos de búsqueda de pareja. Chechu me ayudó y colgamos el aviso en Cupido.com, previo pago de 3 meses por adelantado, no vaya a ser que alguna interesada no pudiera contactarme y se me perdiera.
No saben cómo me encantó el lugar después que pude entrar, respondiendo las no sé cuantas preguntas que te hacen por el tema de la compatibilidad y encontrarte a la ideal y bla bla bla bla, todo verso para que pagues contentaza la afiliación, flor de vivos estos de Cupido. Queda de lindo responder como 99 preguntas de todo tipo de boludeces que después a la hora de los bifes no sirven para nada pero en fin
Aquello era una verdadera preciosura, una lista larga de mujeres buscando mujeres hasta con foto y todo, larga como rollo de papel higiénico de 80 metros, mas tortas que en Cake's de Pocitos.
En una de esas tardes al pedo en el ciber,  veo el aviso de una profesora de lengua, cincuentona, buena presencia, buscando una relación casual, textualmente decía "pareja ya tuve por muchos años, busco una compañera para divertirme y el tiempo definirá el rumbo de la relación", chau allí mismo caí rendida ante esta cincuentona tan como dicen las pendejastan...¡open mind! Anda a saber que quiere decir porque de inglés no pego una, pero suena moderno y lindazo esto de open mind...buenazo no quería engancharse enseguida y era profesora de lengua, los ratones corrieron en mi azotea..¿se imaginan las cosas que puede hacer una profesora de lengua?.
Piré mismo, me quedé pensando en ese aviso...esa mina debía saber pila de todo, ser muy culta, que bueno estaría engancharla, irla convenciendo de las ventajas de conocer a alguien tan encantadora como yo y echarle el lazo. En la foto que aparecía en el perfil además estaba bastante buena para lo que es mi gusto, que según Chechu es un gusto de lo más extraviado, así que se me puso en la cabeza que quería YA contactarla. Y cuando se me pone algo en la cabeza puedo ser más pesada que vaca en brazos hasta conseguirlo. Enfilé para casa de Chechu que ya debía haber llegado del trabajo, para mostrarle el aviso, y mientras mateabamos le zampé que quería encontrar la manera de engancharme con la profesora de lengua y que la iba a agregar al MSN para chatear. Chechú me miró, con los ojos saltones mientras se me atoraba con el mate.
-          Pará loca¿chatear de una?. ¿Vos estás loca o qué te pasa?. ¿Con una maestra ciruela?.  Debe ser una mina re-aburrida para empezar, por más que se haga la cancherita en el aviso. A esa edad las mujeres solo piensan en engancharte y amarrarte bien amarradita, no te creas ni un minuto que esta será diferente. Dejate de boludeces y vámonos a Caín, que está buenazo, se está llenado de gurisitas tipo conchetita de Carrasco, un placer para los ojos y después que se ponen un poquito en pedo metés mano acá y acullá y con lo oscuro que está el boliche ni se quejan. Además tenías más éxito cuando bolicheabas que ahora, te pasas colgada de la computadora y nada de nada desde hace meses. Te vas a olvidar de cómo hablar con una mujer real, ni que decir que te vas a olvidar de cómo toquetear a una si seguís solo dándole a las teclas....
No había manera de convencer a Chechu de las conveniencias de afilarme a esta profe. Me puse pesada pero mas pesada que el burrito de Shrek con el tema, hasta que la saqué a Chechu, que se me paró adelante con una mano en la cadera y la otra moviéndome un dedito a la altura de la nariz, pero sacada mismo la mina.
-          Mirá, vos hacé lo que quieras, pero no chatees. Si esta es profesora de verdad, la vas a espantar con la manera de escribir que tenés, no viste que a las profesoras les revienta que se escriba mal?. Vos sos medio brutita, así que yo que vos, le mandaba mails, pero le pedía a tu amiga Fernanda, la enciclopedia que camina, que me los corrija y chau. ¿Querés que se te espiante de una cuando te vea burreando en el chat metiendo una S donde va una Z?.
Y sí, la Chechu tenía razón. Lo pensé toda la noche, escribí un mail precioso en una hoja de cuaderno y fui hasta lo de la Fernanda, chocha de la vida, para que me lo corrigiera. Fernanda se puso vueltera, primero me dijo que a mi mail no había con qué arreglarlo, después que le iba a llevar cuando menos una semana que fuera algo presentable, que era un espanto desde la redacción hasta cómo había encarado la conquista, que de ninguna manera podía prestarse a ser una émula de Sir Ano, andá a saber que es émula y quién carajo es el tal Sir Ano (muy vivo no ha de ser si tiene nombre de culo), yo lo mas parecido a émula que conozco es el emule para bajar música.
Al fin, desesperada, le ofrecí 300 mangos si me arreglaba el mail ese mismo día. Fernanda me miró por encima de los lentes y me dijo que lo fuera a buscar en una hora. Le pedí que corrigiera las faltas y lo armara, pero que no le quitara el sentido que yo le había dado, que no quería perder mi personalidad y mi manejo de la poesía. Fernanda me miró totalmente espantada, me insistió que si lo mandaba así no me iba a contestar, pero me puse mula en serio y la convencí.
A la hora tuve el archivito preciosamente arreglado y volé a casa de Chechu, que como buena amiga mía, le encantó mi prosa y no me hizo ni una crítica. Entramos a Cupido y le mandamos la respuesta a Pasionaria, la profe de lengua.

"Hola preciosura (porque presumo que has de ser un camionazo con ese nick que te gastás): Yo soy la Pato, la que te escribe, estoy bastante bien físicamente, dicen que me parezco a Araceli González, pero eso sí me gusta vestirme un poquito más masculina. Soy una piba muy linda, me baño todos los días y uso Rexona el desodorante que no te abandona y encima no mancha la ropa. Me gustan las veteranas porque tienen experiencia,  así que por eso te elegí a vos, que debes tener mucho training en las lides amorosas.
No se qué pensás vos pero me gustaría intercambiar un intercambio de emails para ver si nos gustamos, chatear un par de días y por ahí le damos un poco al cibersexo. Si estás de acuerdo contestame ya,  porque estoy muy ansiosa, no te haces una idea de cuanto. Ojo, tengo experiencia, no soy ninguna gila ni una pendeja dando sus primeros pasos, así que no tengas miedo si sos novata en esto de la tortez, que no voy a salir corriendo. Acá estoy para satisfacer todas tus fantasías y cantarte señora de las cinco décadas al oído. Si me permitís, te mando un beso para que lo deposites en el lugar de tu anatomía que prefieras.
Tu Patito Lindo"
Demoró una semana en contestarme y la muy guacha y se mandó con  esto, me recortó el rostro.

"Estimada Pato: su lenguaje resulta inapropiada para dirigirse a  una dama como yo.
Va demasiado rápido.
Atentamente. 
Pasionaria
P.D. La señora de la canción tenía cuatro décadas, no cinco."   

Pero andáse me hacía la nunca vista, se me hacía, si debe estar más desesperada que yo. Pero me gustó, me gustó que me dejara calentita y me mandara a freír papas con tanta elegancia. Las que son así tan modositas, tan santitas, después son unas tigras en la catrera, así que me empeñé en que me prestara atención. Pensé y pensé tres días, en algo que le resultara irresistible y la rindiera a mis pies. Cada vez que pensaba en el tema de la lengua, una parte de mi cuerpo se me hacía agua y no era la boca precisamente. Cuando lo tuve listo, se lo llevé a Fernanda y le dije que ahora sí podía corregir todo lo que quisiera desde redacción hasta sentido, que tenía que quedar precioso y conquistador. Fernanda me dijo que milagros no hacía, pero el resultado de su corrección me gustó tanto que se lo mandé a Pasionaria sin consultar nada con Chechu.

"Hola señora profesora: me encantó esa manera tan elegante de mandarme a  pasear, pero lo que yo quiero es pasear con usted, lo que quiera pero con usted, perdone que este  tan  ansiosa, pero es que me parece que usted y yo nos vamos a entender  muy bien, así que déme otra oportunidad. Enteramente suya. Pato".

Una semana, pueden creer que me hizo esperar UNA semana para contestarme la muy guacha, y en Cupido se veía que entraba todos los santos días, que cacho de yegua. Para mí que me tomaba el pelo, porque a la semana me mandó esto ¿pueden creerlo?.

"Hola chiquita. Me resulta usted muy simpática, pero de entrada le adelanto que me gustan las mujeres de mi edad, sin ofensas, pero tampoco ese es el único motivo por el cual cualquier intención suya sería rechazada. Me gustan las mujeres femeninas, cultas, sensuales, de buen nivel en todos los sentidos,  discúlpeme usted por la sinceridad, pero no quiero que se haga ilusiones conmigo. Podría llegar a enamorarse de mi persona y lo que menos deseo es llevar en mi conciencia un corazón roto. 
Ahora si lo que busca es una amistad, entonces podría haber una posibilidad, ya que en estos tiempos no se desprecia a una persona que nos haga reír y debo confesar que tus mails me hacen reír mucho.
Si quiere, podemos salir juntas alguna vez e intentar ver si compatibilizamos ¿qué le parece si vamos al cine para los estrenos del 29 de Febrero?.
Aunque tengo una opción alternativa a esa salida para ofrecerte. Tengo entradas para un concierto de música de cámara para este viernes a las 23 horas en el Solís. Dígame qué le parecen las ideas.
Hasta la próxima chiquita.
Pasionaria"

Leí el e-mail y me quedé de cara. ¿Cómo diablos se hacía música con una cámara de auto?. ¿O sería de bicicleta?. ¿La llenaban de aire y después la pinchaban, como cuando yo era chica, que le hacía eso a los globos para que hiciera ruidos de pedo?. La cabeza me empezó a doler de intentar imaginarme cómo hacían música con una cámara, me imaginé a dos músicos, uno de un lado y otro al frente tirando de la cámara para hacer los ruidos de pedos ppppppiiiirfffssssssssssssspahhhh, que embole debía ser ese concierto, dejate de joder, me estaba tomando el pelo mal esta mujer. Pero con tal de conocerla, ahora que estaba emperrada en conocer a la lengüeta, pensé que la iba a joder bien jodida y al toque, sin pasar por la corrección de Fernanda ni por la ayuda de Chechu le dije.

"Con lo que me gusta la música, no veo porque esperar a Febrero. Nos vemos este viernes. Pero antes me gustaría que nos viéramos en algún bar, el 62 es un lugar muy bonito y creo que está a su altura, espero acepte mi humilde invitación, nos vemos allí a las 20 del viernes. Suya entera y eternamente. Pato".

Pepepepepe.¿saben qué?. Pasionaria agarró viaje. No conoce la táctica Patobarcito, cervecita, picadita, un poco de conversación hábilmente llevaba a terrenos eróticos para ponerla cachonda, un poco de pedito y zácata, se olvidaba de la cámara y pensaba en la cama. A ese bar 62 para mi gusto le faltaban 7 números para ser el ideal para una primera cita, pero Fernanda me dijo que era un lugar agradable y fino y no sé que cosas mas...igual a ese número podíamos llegar después si podía convencer a la lengüeta.
El trabajo que me dio elegir ropa para esa cita...con el embale que tenía y el empeño en que me diera bola, tardé como dos horas en elegir el conjunto pero al final salió...Hering negra de manga larga, el vaquero gris Levi's trucho que me trajo Chechu del Chuy, los championes Nike blancos con resortes rojos que me prestó Chechu, le agarré la campera Alpha verde a mi sobrino Rulo por un rato, total no se iba a dar cuenta de su faltaahhhh y el detalle mas importante, el boxer negro "Loba"...matador mismo, me queda de rechupete, cuando pelara las pilchas en el telo, le iba a decir a la profesora de lengua..."negra, soy tu lobita, ponete las pilas y haceme aullar".

Enfile para el 62, miré para adentro, buscando una veterana vestida como me dijo mi vete que iba a ir, con camisa amarilla, blazer negro (era de Peñarol me dijo, y bueno, algún defecto tenía que tener, no existía la mujer perfecta) y una escarapelita del Frente Amplio en la solapa izquierda casi a la altura de la teta....perdon, del seno izquierdo (repetitiva con lo de la tendencia política como para no dejar lugar a dudas). Yo iba mentalizada y embalada con la idea de encontrarme un minón como Claudia Fernandez pero cincuentona o una Moria Casán mas joven, con tremendo lomazo, con ese nombrecito de Pasionaria...debía ser una veterana de esas que te hacen temblar los caracús de los huesos con solo verlas. La verdad es que me llevé una decepción cuando miré para adentro.
En una mesa cerca de la barra estaba la lengüeta...¡¡pero de minón nada de nada!!.
Vi a una señora de más de 50 años, muy modosa y elegantona, con la misma ropa y la famosa escarapela, con un peinado todo formalote y ropa en el filo de estar pasada de moda...se parecía un poco a la de la foto, pero con mas kilos que en la foto...empecé a dar pasitos para atrás con la seria intención de rajarme, y en eso la vete levanta la mano y me saluda, sonriendo de oreja a oreja.
Que cagada Patito, pensé, tenía dos opciones...o me iba haciéndome la boluda, pero eso me dejaba re pegada porque le había dado todos los detalles de cómo iba a ir vestida y además a una mujer no se le hacían esas cosas, ajo y agua si le había errado, que yo era brutita pero no una maleducada. Suspiré, no me quedaba otra que encarar y entrar, la damosidad ante todo.
La veterana me zampó un sonoro beso en la mejilla, como los que me daba mi tía abuela cuando era una nenita, y empezó a hablar hasta por los codos en un despliegue de incontinencia verbal nunca visto.
- ¡Que lindo lugar elegiste, no lo conocía, me encantó realmente!¿te gusta esta mesa o elegimos otra?...acá me pareció tranquilo, pero si te gusta mas cerca de la ventana cambiamos por mi no te hagas problema, hacemos lo que a ti te gusta, después de todo la que conoces este bar eres tú, yo salgo muy poco y casi nunca voy a bares así que....
Hablaba tanto y tan alto y sonriendo demasiado para mi gusto que mi cerebro hizo un clic y no la escuchaba...vieron cuando una mujer se quiere hacer la simpática y habla y habla y habla sin darse cuenta que te está cayendo pesada, bueno, eso justito me estaba pasando A MI que siempre traté de zafarle a este tipo de mujer y que en vivo las olía a distancia...encima hablaba tan perfectito como el Diccionario de la Real Academia Española, ni un vos ni un che, solo le faltaba la tonadita galaica y era como una locutora de la Radio Televisión Española...estuve tentada de preguntarle si era de Rocha.
-          Y ya te pedí una cervecita bien fría porque pensé que a ti te iba a gustar, les pedí que la trajeran apenas llegaras, para no tener que estar llamando al mozo.
Ah bueno...levanté una ceja...estaría antiguota esta mujer, pero una cervecita bien valía un sacrificio, una Jeineken de a litro bien valía sacrificarse un rato conversando con Pasionaria, que tenía pinta de ser muuuuyyyy aburrida, pero bueno, ya que estaba acá. La profe me miraba con una mirada que yo no sabía que era si me estaba analizando o si yo le estaba gustando, es tan difícil definirle la mirada a las minas cultas, siempre te miran como si les importara un pito todo y a veces te repifías. Al menos no me miraba con asquito, como aquella gordita que me citó enfrente al Punta Carretas Shopping y encima me trató de pibe.  Apenas llegó la cerveza me serví un vaso y me lo tomé en dos tragos, porque no sabía de qué carajo hablar y si ninguna de las dos hablaba, esto iba a ser un embole brutal. Menos mal que a la lengüeta le gustaba hablar más que a mi la cerveza, así que tiró la preguntita para arrancar una conversa y me salvó la vida.
-          A ver, dime ¿por qué se te ocurrió recurrir a Cupido para buscar compañera?.
-          Ah, no te creas que es porque no puedo conocer a alguien, no vayas a creerte esola culpa es de mi amiga la  Chechu, que se puso tan pesada con que por Internet se conocían lindas mujeres que no me costaba nada probar.
-          No me quedan dudas de que no te debe ser difícil conocer chicas, eres una mujer persistente. Y simpática. Sinceramente pensé que me ibas a decir que no a esta propuesta del concierto de música de cámara, por eso te invité a acompañarme.
-          Siempre hay que estar abierta a nuevas experiencias  - respondí con aires de saber mucho de todo, porque eso le encanta a las mujeres, y mas que nada por darle por la trompa, porque era tan careta que me decía en mi misma cara que me había invitado a ese concierto para que le dijera que no...ahí me di cuenta que había remetido la pata, porque la miradita de la profe tomó un tinte que no me gustó nadita. Y encima me quedaban como 3 vasos mas antes de terminar la cerveza, porque Pasionaria estaba tomando whisky de a poquitito como les gusta tomar a las que toman bebidas finas...no iba a irme y despreciar toda esa cerveza gratis, así que sonreí de oreja a oreja y después me tomé un vaso enterito sin respirar. Yo no estaba ni ahí de encarar algo con esta mujer.
-          Sabes, nunca conocí a nadie como tú, en el ambiente en el que me muevo las mujeres son totalmente diferentes.
-          Me imagino, me imagino, todas muy fifí y sin un sí o un no, no son mujeres de verdad. - le contesté, mientras rellenaba el vaso y me lo volvía a tomar enterito. Sentí una mano muy delicada tomar la mía de manera muy discreta, subí la mirada y me encontré con la mirada de la profesora de lengua y una sonrisa que no dejaba mucho margen a que cosa esperaba.
-          ¿Cómo es una mujer de verdad?  - preguntó Pasionaria, reteniéndome la manola manito señoooora estuvo a punto de decirle, pero por alguna razón me estaba gustandoy bueno, yo misma había dicho que había que estar abierta a nuevas experiencias ¿no?.
-          ¿Y vos que opinás?  - le zampé otra vez con aires de saber mucho de todo. La maté a la Pasionaria. La mirada se le puso libidinosa o como se escriba, eso lo sabía reconocer tanto en las fifís como en las del rioba. 
-          No sé...si me guío por tu aspectono sé que opinar, puedes pasar como un muchachito de barrio mas bonito que lo normal que por mujer - me respondió, mientras comenzó a buscar algo en su cartera. No supe si enojarme o si me estaba piropeando, otra más que me trataba de pibe, la gran siete...mientras lo pensaba esto de ofenderme o alegrarme, Pasionaria me miró raro y dijo con voz apenada.
-          Ay, no sabes que me pasó...creo que olvidé las entradas en casa. Es aquí muy cerca, así que cuando termines tu cerveza vamos a buscarlas, si te parece bien.
-          Claro, claro  dije apurando lo que restaba de cerveza. Quise sacar la billetera para pagar y la profe me tomó la mano antes que llamara al mozo.
-          Ya me hice cargo de la cuenta.
Era la primera vez en la vida que una mujer se hacía cargo de una cuenta mía. Ojalá no esperara que yo me hiciera cargo de otras cosas a cambio...caminamos una tres cuadras hasta un edificio muy coqueto en pleno corazón de Pocitos, pah,  la primera vez en la vida que conocía a una mujer que viviera en este barrio. Subimos por un ascensor que era mas grande que el baño de mi casa y con un super espejo de pared al techo, la Pasionaria cerquita mío, ahora podía oler su perfume...que rico era...confieso que comencé a mirarla con cariño, ya sin muchas ganas del famoso concierto de cámara y con mas ganas de ejercer en otras áreas.
Entramos al apartamento que era igualito pero igualito a ella, impecable, un poco anticuado en la decoración para mi gusto pero impecable, todo elegante y formal...hasta que ví en una pared de un pasillo una serie de fotos de desnudos femeninos mas que insinuantes. Me sorprendió y la miré, la Pasionaria me miraba con ojitos pícaros, me hizo una guiñada, me acarició la cara y dijo:
-          Espérame aquí que creo que dejé las entradas en el dormitorio
-          ¿No necesitás ayuda?  - le dije queriendo seguirla y decirle la frase de la lobita ya mismo, alborotada con tanto cuero que había en las fotos, a la pucha...algo me decía que esta veterana no era lo que parecía. Ella se rió y se fue por ese pasillo. Poquito después me llama desde una habitación que estaba al fin del pasillo.
-          Ven a ayudarme que no las encuentro por ningún lado.
Como se imaginarán fui más rápido que ligero. ¡Casi me caigo de culo al piso cuando entré al cuarto!.
Les cuento...sábanas de seda negra, luz tenue rojiza de unas velas sobre la cómoda, incienso prendido perfumando el ambiente y la profe tirada en la cama con uno de esos camisoncitos tipo de puntillitas y gasita rojo, portaligas, medias de red y sandalias de taco aguja rojas. Acostumbrada a ver puras bombachas de algodón desteñidas de Hering si tenía suerte, de la feria de los sábados si andaba con mala pata, la mayoría con los elásticos vencidos, aquello era una visión del paraíso.
-          Sabes que...como no tengo ni idea de dónde están las entradas, pensé en entretenernos aquí en casa ¿sigues estando abierta a nuevas experiencias?  - me preguntó mientras como una gatita avanzó en cuatro patas hasta el fondo de la cama, me agarró de la campera Alpha y me tironeo para la catrera. Que mirada mamita, me miraba como para comerme mismo. Yo estaba tan turulata que solo hice un gesto que sí con la cabeza. La profe se convirtió en un pulpo que me desnudó en menos de tres minutos, ni una modelo se hubiera quedado en cueros tan rápido. Cuando me vio con el boxer sonrió y los ojos se le pusieron todavía más de calentona, como hembra en celo, me tiró de espaldas en la catrera, se me encaramó encima y me dijo al oído, justito antes de lambetearme la oreja.
-          No tienes ni idea de cómo vas a aullar, lobita.
Hice que sí con la cabeza, sin poder creer que me hubiera robado la letra sin siquiera dejarme un huequito para meter mi frase matadora.
Les juro que fue el fin de semana mas salvaje que haya pasado...salí de ese apartamento el domingo en la noche, muerta del cansancio porque no había con que cansarla a la profe, yo que pensé que no aguantaba dos rounds seguidos la vete, si había salido con minas mucho mas jóvenes que nunca me habían podido llevar el ritmo. Encima de que tenía mas pilas que el conejito de Duracell, se las sabía todas en la cama para mantenerte siempre caliente, era como una enciclopedia de garche en varios tomos. Decirles que me sorprendió no les da ni un poquitito de idea de cómo me quedé...muerta, liquidada, bien pero bien cogida.
Ahora que a la profe le gusto ese fin de semana no tengo duda, porque desde ese día pasamos juntas por lo menos un fin de semana al mes haciendo todo lo que se nos ocurra. Y ta, en eso nos quedamos, porque no da para más...yo no me imagino compartiendo tiempo con sus amigas que deben ser así estiradas y sabelotodo como es ella cuando está fuera de la cama. Y ni ahí de verla a la profe tomándose unas cervezas con las chichis mientras nos cagamos de risa viendo videos de minitas en Youtube.  Yo ni ahí estoy para ir al Solís a ver ópera y ella ni ahí de venir a Caín o Il  Tempo a bailar toda la noche.
¡¡Pero que bien lo pasamos juntas entre cuatro paredes!!.


I am just living out the American dream
And I just realized that nothing is what it seems
(Estoy viviendo el sueño Americano
y acabo de descubrir que nada es lo que parece)
Madonna (Album American Life)

Mariela
Octubre 2010
relatoslesbicos@yahoo.com