Citas lesbianas: La vida después del U-Hau.
Por Kali Munro, M.Ed., Psychotherapist
(originally published in Siren, April/May 1999)



Nosotras apuramos nuestras relaciones

¿Por qué las lesbianas tenemos tantos problemas a la hora salir con otras?. Entendemos por salir con una o mas mujeres, a lo mejor tener sexo sin llegar a tomar una decisión o pensar en largos plazos, o en la naturaleza de esta relación nueva. ¿Por qué tenemos que apurarnos para tomar decisiones sobre una relación?. Es algo que siempre vemos: dos mujeres empiezan a salir e inmediatamente se definen a sí mismas como pareja. Una vez que tiene sexo toman como sentado que tienen ahora una relación a largo plazo. De pronto tenemos que reconsiderar sobre esto. De pronto muchos de los problemas que se dan en las relaciones lesbianas es no tomar el tiempo para salir con otras sin involucrarse de inmediato y a la fuerza en una relación de pareja.


Probándonos ante el mundo

Quizás apuramos nuestras relaciones para probar al mundo homofóbico (y a nosotras mismas) que las lesbianas existimos. Nosotras tenemos que tener relaciones estables y estas tienen que funcionar. Siempre nos asusta la idea de dos mujeres juntas sin compromiso (esto tiene sentido en el contexto de la homofobia). Pero quizás tendríamos que ser mas conscientes acerca de la calidad de las relaciones, y no asumir que estar relacionada con alguien es mejor que estar soltera.

Sorteando  la participación en una cita

Tener una cita no es fácil. Por alguna razón, la mayoría de las lesbianas desaprueba a las que tiene citas con  mas de una mujer. Puedes oír las críticas "Ella es una jugadora  te usa  no puede comprometerse" y mucho mas, por lo que se asume que tener citas con mujeres diferentes está mal. Es fácil ver de donde provienen estos estereotipos, nuestros únicos modelos de rol son los hombres heterosexuales. Pero como nosotras somos definitivamente lesbianas que tratan a las mujeres con respeto, tenemos que evitar pensar en estos estereotipos.

Hay muchas otras razones por las que tener citas puede ser difícil. Una cita envuelve el riesgo de salir a conocer mujeres, iniciar conversaciones, preguntar a una mujer para salir, tener una conversación en la noche con alguien que no conoces muy bien y quizás pensar en sexo (y si lo piensas, buscar cómo iniciarlo). No puedes estar segura de que esperar, y quizás correr el riesgo de ser rechazada. Muchas mujeres se preocupan también por si son atractivas o deseables.

Y eso no es todo. Como lesbianas, realmente no hay mucho lugares donde encontrar a otras lesbianas, y los lugares que existentes no siempre son los más fáciles para introducirse. Y si no acudimos a estos lugares identificados como de ambiente, no podremos conocer a otras lesbianas o conocer a una para tener una cita.

Tener una cita conlleva situaciones indefinidas como no saber que estas pensando, estar insegura de que significan la una para la otra y posiblemente sentirse muy confusa. Para muchas lesbianas este territorio desconocido las hace sentir fuera de control y aterrorizadas. Para sentirse mas seguras prefieren definir lo mas rápidamente posible una relación y establecer claramente los parámetros de la misma. Pero si la definición de la relación es apresurada y no encuentra lo que busca en esta mujer en particular, esto será un gran error. Y como es tan dificultoso tener citas, muchas lesbianas permanecen en una relación por mucho mas tiempo del que quisieran, precisamente porque tienen miedo de tener una cita con otra mujer.

¿Una relación de larga data es sinónimo de una relación sana?

Como comunidad, tendemos a admirar a las lesbianas que tienen relaciones largas. Pero aplaudimos estas relaciones sin conocer la calidad de las mismas. Todo lo que hemos visto (y probablemente crecimos) son parejas heterosexuales que están juntas aún cuando no sea sano para las partes, presionados por las expectativas sociales o familiares, presiones, niños y mucho mas. Pero no estamos obligadas a cometer los mismos errores. Si estamos con la mujer que amamos y nos sentimos bien, es maravilloso estar en una relación de larga data. Pero si no es así, no debemos permitir que el miedo a tener una cita con otra mujer o un posible rechazo nos impida buscar la felicidad.

Tomando nuestro tiempo

Toma un considerable y concienzudo esfuerzo no caer en la idea de que ya tenemos una relación por haber tenido un par de citas o sexo. Establecer límites, darnos tiempo para ver cómo nos sentimos, hablar sobre las cosas y conocer la diferencia entre un alboroto de hormonas y el amor es el ideal que ambas buscan, y no son cosas fáciles de hacer. Pero sí son posibles. Y si nos permitimos a nosotras mismas tener citas, encontraremos que tenemos mas tiempo para decidir que es lo que realmente buscamos. Porque la elección de nuestra pareja no debe ser hecha con precipitación.


© Kali Munro, 1999, 2000.
http://www.kalimunro.com/articles.html#lesbian