Blanca y  canela

Como se conocieron distintas pieles, la gente preguntaría al verlas caminar sin reparo tomadas de la mano: una tez blanca, rozando a albo, cabellos dorados al viento como el sol a través de las hojas por caer en otoño y ojos esperanza soñadores y coquetos; una tez canela como la arena al atardecer en verano ardiente, hebras negras y onduladas, ojos grandes ocultos tras cristales
Pero se conocieron por una pantalla, maquina, por la red, al instante de hablarse se enamoraron, se desearon, se entregaron; blanca enfrentaba su camino por la vida difícil que tuvo que optar, por ser la sinceridad y la libertad su consigna, en cambio canela vivía tras las sombras, entre bastidores,en el armario, pero amaba la libertad de blanca, sus frutos y el de ella, la ilusión  de una vida entre paredes, entre sabanas, entre la sociedad que las vedabamil dudas al conocerse, mil miedos, mil temblores...pero ya un te amo había salido en la ventana; como negar entonces el sentimiento que florecía ya en contados días
Y la noche era fría, y las voces ya se conocían, faltaba la apariencia que canela ocultaba, se avergonzaba, sufría, para blanca no importaba, pero el rechazo que podía provocar canela,  dulce canela, aumentaba el temor de ver a su blanca acercándose lentamente, y las manos temblando, y un te quiero bajo el chaleco, como podía preguntarle si le gustaba
Y entre cuatro paredes conversaron, nerviosa canela ante la tranquilidad de su blanca, por que ya la sentía suya, que hablaba mucho, al contrario de conocerse, pues quien tecleaba más rápido era canela. Pero no importaba, deseaba conocerla, y estaban  a un metro, como podían acercarse, pero ella, la blanca la atrajo, la tomo de la mano, canela tembló, como deshacernos de la luz de inoportuno foco?, fue apagado, y en la semisombra que la calle les proporcionaba, tenia que llegar aquello que tanto soñó, canela, suspiro y vibró, y blancos dedos, tomaron faz canela y atrajo los labios morenos a aquellos rosados y ávidos...y sellaron en ese beso lo puro de su amor .
Blanca cumplía lo que ya echaron  en párrafo  esos días en los que la red las cobijaba y tan pocos segundos después del beso, quedo el cuerpo canela sin las ataduras de las prendas que ya descansaban revueltas sobre la madera, y quedo también a merced de aquellas manos blancas que contrastaban como la luna llena  cuando baña a la noche; y las respiraciones de ambas, canelas, bancas, se unieron y se agazaparon, y se encontraban en besos apasionados y se entendían, y las manos jugueteaban y la lenguas despejaban sensaciones impropias a su condición
Y el placer, la pasión y muchos besos llegaron ser por muchas veces en la noche la confirmación de que esas pieles distintas, esos cuerpos vibrantes y los sentimientos serios y enteros, se entendían a la perfección y no hacia falta de nada, solo de estar completasy eso llegaría, llegaría como un fugaz milagro, como aquél que las reunió, las unió, y las mantiene amigas, compañeras, socias, amantes, novias, pareja
Pasaran lunas, soles muchos  varios, buenos y malos, pero piel canela admirara tanto a piel blanca, por su fuerza, decisión, y sus bellos frutos, a los que amara como a la suya, y trataran entre cuatro paredes, o enfrentándose a la sociedad podredumbre de decencia, de que su amor eterno sea
Para ti que serás por siempre mi piel.

Autora: Noelia
elinoe90@hotmail.com